¿Sabés que el origen de los naipes, también llamados barajas y/o simplemente cartas es totalmente incierto?

Realmente no se sabe si su origen es: Chino, Árabe, Indio, Turco o si fueron los Egipcios. Tampoco se sabe nada de su origen etimológico: naibi (hebreo), ma´ib (árabe), naibis (mandarín), barakah (árabe), baralho (portugués), entre otros. Lo que si se sabe es que empezaron a utilizarse como un instrumento de adivinación para convertirse luego en un entretenimiento popular. Por ello se dice que su origen no fue lúdico sino mágico.

Se conoce por distintas fuentes que los naipes han ingresado a occidente desde oriente y en esta travesía cada pueblo ha dejado su impronta en las cartas y juegos. Italia, España, Francia, Alemania, Inglaterra, han modificado su iconografía como también han cambiado reglas e inventado distintos juegos.

A través de los años se ha relacionado a los naipes con batallas, fracasos amorosos, inmoralidad, desgracias, brujería, depresión, mujeres, emperadores y reyes, relatos de batallas, magia, religión y misticismo, entre otras cosas más.  Se los ha prohibido y censurado en distintas épocas y países, pero nunca tanto los naipes como sus diversos juegos han detenido su avance.

Con respecto a sus ilustraciones (iconografías) también existen distintas hipótesis sobre el significado. Básicamente, las teorías apuntan a que se trató de representar los pilares de las distintas sociedades antiguas y medievales:

  • Espadas: Nobleza, justicia, ejército, la fuerza de los caballeros feudales, el soberano.
  • Oros: Mercaderes, comerciantes, el dinero, el poder de la riqueza material.
  • Copas: Religión, fé, magia, clero, el poder de la espiritualidad y lo místico.
  • Bastos: Plebeyos, fortaleza, agricultura, artesanos, campesinos, el poder de la plebe, del pueblo.

Los inicios de la actual baraja española se remontan a 1868, cuando un impresor burgalés presentó una baraja litografiada cuyo diseño fue premiado en París. Pero el diseño con el cual estamos más familiarizados lo desarrolló un pintor en 1889.

Otro dato simbólico que no todos conocen son las famosas líneas que hay en el contorno de las cartas. Estos contornos en los Oros son contínuos, en las Copas tienen un espacio o corte, en las Espadas dos cortes y en los Bastos son tres espacios, fueron realizados para identificar rápidamente los palos evitando de esta forma tener que abrir el juego para revisar las cartas que habían tocado en suerte, sin que el contrario las vea. A estas líneas se las conoce como "pintas".

Creemos que el resultado de nuestra interpretación de la historia y los datos inciertos, nos dió la suficiente letra para presentarles nuestro producto "evolucionado"... y quedaron geniales!

RUNFLA. La Evolución.